El valor del esfuerzo y del equipo

Este fin de semana se ha celebrado la Quebrantahuesos, la prueba cicloturista por excelencia de este país. Viendo el perfil del recorrido, únicamente puedo sentir admiración por todos los participantes puesto que requiere de un esfuerzo físico y mental superlativo. Sin querer, he terminado pensando en los valores del esfuerzo y del trabajo en equipo que tan bien encarna el ciclismo y que son indispensables también en el mundo empresarial.

En toda actividad deportiva y profesional, el esfuerzo y las ganas de superación son ingredientes imprescindibles para el éxito. El cicloturista que asciente el tercer puerto de la jornada pensando en los 15km de duras rampas que le esperan, siempre está tentado de poner pie a tierra y detener su sufrimiento. Esto mismo podemos pensarlo en nuestra actividad profesional, cuando vemos la montaña en forma de problemas económicos, dificultades en las ventas, financiación inexistente… Pero al igual que el cicloturista, el profesional debe marcarse pequeños objetivos, quick wins que hagan más amena la travesía, si el cicloturista piensa que debe superar el repecho para relajarse en el siguiente inexistente llano, el profesional también debe pensar que el próximo pedido que obtengamos marcará el repunte de las ventas.

Los quick wins nos motivan porque marcan pequeños retos alcanzables. Si en Febrero ya estamos viendo la cifra de presupuesto de ventas de fin de año, el sentimiento de agobio puede ser excesivo. En ese caso, paremos y miremos mes a mes, y ante un mes malo marquemos como objetivo que el siguiente mes sea algo mejor. Ya habrá tiempo para recuperar el retraso acumulado en el presupuesto.

Las empresas la conforman un conjunto de profesionales, por tanto, es necesario marcarse objetivos comunes, pero basados en el esfuerzo y trabajo duro individual de todo el equipo. Al igual que en el ciclismo, cada profesional debe tener muy clara su función, y saber que no todos podemos ser los primeros en llegar a la línea de meta, pero sin la ayuda de sus gregarios, el mejor ciclista no tiene ninguna posibilidad de ganar ningún título. Es por tanto, el trabajo en equipo el que permite alcanzar los logros marcados.

Sentirse parte del equipo, y compartir los éxitos obtenidos es una de las claves de las empresas. Sentir que el esfuerzo diario tiene su recompensa es determinante para continuar mejorando día a día.

Apliquemos esta receta en nuestra empresa puesto que hace años que estamos subiendo el Tourmalet y no habrá nadie que nos dé un empujoncito aliviador, todo lo que consigamos será fruto de nuestro esfuerzo y trabajo en equipo.

Otras entradas relacionadas:
Peligro + Oportunidad

¡Suscríbete a nuestra newsletters!

Al presionar el botón "Suscríbeme" estás aceptando las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad .

Related Posts

2 comments

[…] entradas relacionadas: – El valor del esfuerzo y del equipo – No olvidemos lo que sabemos Share this:Correo electrónicoFacebookTwitterMe gusta:Me gustaSé el […]

[…] entradas relacionadas: – No olvidemos lo que sabemos – Sobre la gestión de expectativas – El valor del esfuerzo y del equipo Share this:Correo electrónicoFacebookTwitterMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta […]

Comments are closed.

X