Nuevo Impuesto Gases Fluorados: Cómo Gestionarlo

h

En este artículo, cubriremos los siguientes apartados:

1. Impuesto de Gases Fluorados: ¿Cómo me afecta y cómo gestionarlo?

Seguramente sabrás que el impuesto de gases fluorados entró en vigor el 1 de septiembre de 2022. En realidad, no se trata de un nuevo gravamen, sino de un cambio legal que modifica la regulación de una tasa en vigor desde 2013. Sin embargo, esta reforma de la normativa de gases fluorados afecta sustancialmente al quién, el qué y el cómo se debe pagar el impuesto. Como con cualquier cambio legal sustancial, es normal que surjan dudas sobre cómo me puede afectar. En este artículo, vamos a tratar de dar respuestas a algunas preguntas comunes sobre el impuesto de gases fluorados y a enseñaros a cómo gestionarlo fácilmente.

2. ¿Qué grava el impuesto de gases fluorados?

La anterior ley de gases fluorados dejaba exentas las compras de gas destinado a una carga inicial en un equipo. Por ejemplo, la primera carga de gas fluorado de un aparato de aire acondicionado estaba exenta, solo afectaba a las recargas de este gas. El nuevo impuesto de gases fluorados elimina esa deducción y amplia el impuesto a todos los aparatos que contengan gases fluorados. Con la actual normativa de gases fluorados se grava “la fabricación, importación, adquisición intracomunitaria o tenencia irregular de los gases fluorados de efecto invernadero”. Es decir, que un aparato nuevo que incluye gases fluorados debe pagar el impuesto, pero antes no.

3. ¿Quién debe liquidar el impuesto de gases fluorados?

La nueva ley de gases fluorados también cambia quien debe pagar este impuesto. Anteriormente, los instaladores y revendedores eran quienes pagaban esta tasa, repercutiendo el impuesto en el precio final al cliente. Es decir, el instalador que recargaba el aire acondicionado era el encargado de pagar ese impuesto a Hacienda, cobrándole al cliente en el precio final.

Sin embargo, ahora los fabricantes e importadores son los que deben liquidar esa tasa a Hacienda. Es decir, la tasa sube escalones en la cadena logística y son los primeros de esta fila quienes deben cobrar y declarar este impuesto. El revendedor o instalador está exento y no deben devengar el impuesto a sus clientes. Asimismo, desaparece la figura del CAF para instaladores.

4. Ejemplos de este cambio en la normativa de gases fluorados

Con el nuevo impuesto de gases fluorados, ahora son los fabricantes e importadores quienes deben recaudar el impuesto de gases fluorados y liquidarlo con Hacienda, y son sus compradores quienes soportan el impuesto. Pongamos un ejemplo: En una cadena de venta de fabricante-revendedor-instalador-cliente, es el fabricante quien va a incluir y desglosar la tasa en el precio de venta al revendedor. En la factura del fabricante es posible que le informen del tipo de gas y de la tasa. El instalador hará lo propio con su cliente. Con la anterior ley, la tasa se recaudaba y liquidaba en el escalón instalador-cliente.

5. La figura del almacenista en el impuesto de gases fluorados

Para evitar que compañías que compran y almacenan grandes cantidades de gas fluorado tengan que pagar una tasa desorbitada antes de venderlo, la normativa crea la figura del “almacenista de gases fluorados”. Cuando un fabricante venda gases fluorados a un almacenista, no tendrá que liquidar el impuesto de gases fluorados por esa transacción y, por tanto, tampoco se lo cobrará al almacenista.

En este caso, el impuesto se devenga y es el almacenista el encargado de liquidarlo cuando lo venda y de repercutirlo a sus clientes. Es decir, el impuesto baja un escalón en la cadena. El requisito para ser almacenista es tener un volumen de ventas o entregas durante el año natural inmediato anterior superior a los 8.000kg de gases objeto del impuesto. Para inscribirse como almacenista, hay que solicitarlo a la AEAT.

6. ¿Cómo liquidar el impuesto de gases fluorados?

Para declarar el impuesto, tendremos que rellenar el modelo 587 y presentarlo a la AEAT. Sin embargo, la ley de gases fluorados introduce un nuevo cambio. Si antes debíamos declararlo cada cuatro meses, ahora se debe presentar cada tres meses. Es decir, los fabricantes, importadores o, en su caso especial, almacenistas, deben presentar el modelo 587 y liquidar la tasa cada trimestre.

7. ¿Cómo gestionar el impuesto de gases fluorados con Telematel?

En Telematel trabajamos para ajustar nuestros sistemas de gestión a los últimos cambios normativos. Con los nuevos cambios en el impuesto de gases fluorados, hemos adaptado Go!Catalog para que los fabricantes puedan desglosar la tasa en el precio e informar a sus clientes. De este modo, nos garantizamos que el incremento que supone la tasa se tenga en cuenta en el coste del producto. Asimismo, hemos adaptado los cambios legales a Go!Manage para poder generar y presentar el modelo 587 de forma sencilla, en este vídeo, nuestra compañera Marta Galbas nos muestra cómo hacerlo fácilmente paso a paso.

No te olvides de compartir este artículo

También te puede interesar...

h
BLOG: LOGíSTICA Y ALMACéN, EL BLOG DE TELEMATEL LECTURA DE 1 MIN.
Qué es el Lead Time y Cómo Gestionarlo Correctamente en tu Empresa Distribuidora

En este artículo, te proporcionaremos información clave sobre qué es el lead time, cómo afecta a tu negocio y qué medidas tomar para optimizarlo.

Leer articulo
h
EL BLOG DE TELEMATEL LECTURA DE 5 MIN.
Entrevista: 35 Años Construyendo Juntos

Helena Grau y Xavier Fericle nos cuentan los hitos más importantes de Telematel estos últimos 35 años, los retos vividos, y qué hay de nuevo.

Leer articulo
h
EL BLOG DE TELEMATEL LECTURA DE 4 MIN.
Ferias de la Construcción 2024

Descubre el calendario de las principales ferias de la construcción en 2024.

Leer articulo
imageInfoFloatingAlt
es_ESSpanish
GOManage_DIS.png