Pagar el IVA de facturas que no cobraré

Pagar el IVA de facturas que no cobraré El  primer trimestre del año ha terminado, y la mayoría de las empresas tiene que enfrentarse a la primera liquidación de IVA del año. Estoy seguro de que un pensamiento común en todas ellas será “¿Por qué tengo que pagar tantos miles de euros de IVA de facturas que no he cobrado todavía? ¿Qué no sé cuando voy a cobrar? O incluso peor, ¿qué no sé si voy a cobrar?

En estos momentos, en España el sistema de liquidación del IVA se hace siguiendo el llamado “criterio de devengo”. Es decir, al emitir una factura por la venta de un producto o la prestación de un servicio, ésta entra automáticamente en el ciclo de liquidación del IVA. Y no hace falta que diga, evidentemente, que “es probable que en el momento de hacer la liquidación, la factura no esté cobrada.”

Este es el momento de criticar. Todo el mundo maldice al “criterio de devengo”; y todo el mundo suspira –claro- por “el criterio de caja” (pagar el IVA cuando realmente se cobra la factura). Mi opinión es clara. Este segundo sistema es más lógico. Es más justo para las empresas.

El gobierno entrante planteó la introducción del criterio de caja en la liquidación del IVA.  Y para los que no conocíais este tema, parece que en un principio se va a aplicar únicamente a PYMES y a autónomos que sean proveedores de las administraciones públicas. Posteriormente, se extenderá al resto. Yo ya estoy esperando este momento, aunque también apunto que comportará modificaciones, sobre todo a nivel de gestión administrativa. Tendremos que adaptar nuestros ERP’s para trabajar según estos nuevos criterios.

Por este motivo, me gustaría permitirme la licencia de terminar el post con algunas recomendaciones. Como estamos en periodo de liquidación debemos considerar:

–          Hasta que no se cambie de criterio de liquidación de IVA debemos, en la medida de nuestras posibilidades, acortar al máximo los plazos de cobro de nuestros clientes para intentar tener el máximo de facturas cobradas al acabar el trimestre.
–          Explotar al máximo las utilidades  de gestión de cobros  que tenga nuestra aplicación para que se cumplan los plazos de cobro y realizar  una rápida gestión de impagados.
–          Mantener nuestro software de gestión siempre actualizado para que una vez cambie la legislación, la aplicación se adapte a la nueva normativa lo más rápido posible.

Otras entradas relacionadas:
El 347 y la imparable voracidad informativa
Morosidad, ¿la última gran batalla?
 
 

¡Suscríbete a nuestra newsletters!

Al presionar el botón "Suscríbeme" estás aceptando las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad .

Related Posts

7 comments

[…] artículos relacionados: – Pagar el IVA de facturas que no cobraré. – El 347 y la imparable voracidad informativa. – Morosidad, ¿la última gran batalla? Share […]

[…] entradas relacionadas: – El 347 y la imparable voracidad informativa – Pagar el IVA de facturas que no cobraré Share this:Correo electrónicoFacebookTwitterMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta […]

[…] entradas relacionadas: – El 347 y la imparable voracidad informativa – Pagar el IVA de facturas que no cobraré Share this:Correo electrónicoFacebookTwitterMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta […]

[…] entradas relacionadas: – Pagar el IVA de facturas que no cobraré – Morosidad, ¿la última gran batalla? – El RAEE, ¿nos arrea de nuevo? Share this:Correo […]

Siempre pensando en cobrar, pero nunca en pagar, moroso…

Juan Manuel, muchas gracias por tu comentario. Creo que operativamente es posible un control, por ejemplo, adjuntando a la liquidación de IVA una declaración de facturas que hemos cobrado y pagado. Y si la administración quiere comprobar la veracidad de la factura lo puede comprobar con la declaración de nuestro cliente o proveedor, un sistema parecido al 347.
Soluciones hay, pero la administración quiere buscarlas, encontrarlas y aplicarlas?
Un cordial saludo

Juan Manuel Balebona

Amigo Antonio, no solo estoy de acuerdo, sino que te felicito por tus recomendaciones. Solo añadir un pero, ¿como será posible que la administración controle lo que hemos cobrado de lo que no?, sospecho que la unica manera será incluyendo en nuestras declaraciones de IVA los movimientos bancarios correspondientes. Y aqui es donde lanzo la pregunta, ¿sera peor el remedio que la enfermedad?
un saludo

Comments are closed.

X